Niños soldados: el grave error de la humanidad.

Por: Guadalupe Marcela Santiago


La sociedad a lo largo de los años ha evolucionado de acuerdo a las necesidades que está tiene, aunque, a raíz de esto la misma sociedad vaya tomando medidas drásticas que puede atentar con su propia civilización para su desarrollo, es decir, va tomando actitudes que sin importar el momento y hacia quienes va dirigido pasa a perjudicar o a beneficiar a quienes lo rodean. Actualmente la sociedad ha atravesado por diversos retos que prueban la existencia de la humanidad, pero con ello no quiero decir que ha generado en los integrantes de la misma un cierto lazo que puede llegar a unirlos o separarlos.

Lamentablemente esos lazos o bien la empatía que anteriormente se notaba en los integrantes de la sociedad se ha perdido poco a poco y quienes lo han resentido más y son los perjudicados de este cambio son los menores, que no entienden aún la diferencia entre conflictos y rivalidades. Podemos escuchar en noticias, documentales, películas y cualquier otro medio de comunicación los conflictos de guerra que hay al otro lado del mundo, las crisis que pasan los países del sur de América o bien, no yéndonos muy lejos, las guerras que se tienen en nuestro país contra las diferentes bandas delictivas, las crisis económicas y la pobreza, es en esta última donde encontramos a un grupo alto de menores infantes que buscan oportunidad para salir adelante, pero hay muchos niños que no tienen oportunidad para asistir a una escuela, o más aún que les privan su inocencia, su alma de niños, el deseo de jugar con juguetes aptos para su edad, muchos de ellos que se encuentran del otro lado del mundo fungen un papel aún más fuertes, toman un papel que les sirve para proteger a su país o lugar de origen, o bueno eso es lo que les hacen creer a los niños que convierten en soldados.

La realidad de los niños soldado en el mundo

Actualmente alrededor del mundo existen diferencias sociales entre gobierno, religión y grupos sociales que acarrean un sinfín de problemas para la estabilidad ya sea en regiones o bien a nivel mundial, estos conflictos a menudo no son de dialogo o lucha de poderes, en esta última podemos considerar que es la más fuerte en el aspecto social, ya que en muchas ocasiones esta pueden llegar a ser conflictos armados y más aún conflictos entre países. Desafortunadamente estas guerras se han mantenido durante mucho tiempo, y que hasta ahora no se han podido concluir acarreando un sinfín de problemas que afecta a la mayor parte del mundo, generando consecuencias sociales y grandes pérdidas como los desgastes culturales, económicos y la más importante las pérdidas humanas.

Anteriormente los partícipes de las guerras o conflictos entre países eran conformados por soldados que pasaban por largo tiempo en reclutamiento internados en casas militares, escuelas para militares, o bien los escuadrones de guerra se mantenían aislados de la sociedad para mantenerse entrenados y afrontar cualquier ataque terrorista que pasará su país, no obstante en los últimos 10 años, se han reclutado niños menos de 15 años para ser partícipes de guerra y “defender a su país”.


Un caso muy particular y que recientemente ha ocasionado controversia para diversas organizaciones, como Amnistía Internacional, UNICEF, ONU entre otros es el conflicto que existe en la ciudad de Yemen, que dese el 2015 a la fecha vive en constante conflicto con grupos (sociedad, gobierno y religión) de la misma ciudad, misma que agentes externos como Estado Unidos y Europa hayan tomado medidas de intervención para poder aminorar los daños que esta guerra está causando, la razón principal por la que se generó esta guerra en Yemen son las diferencias sociales que se vive en la ciudad, así como se mencionaba anteriormente grupos de guerras que participan en este conflicto reclutan a niños menores de 15 años para ser partícipes en la guerra, suprimiendo en ellos los sentimientos inocentes que tienen, y convirtiéndolos en armas mortales. La ONU ha declarado en recientes artículos y notas periodísticas como en el New York Times que en el país de Yemen han reclutado aproximadamente 1.300 niños para ser soldados, cifra que no es tan exacta ya que son números obtenidos de padres que denuncian la sustracción del menor en sus domicilios, aunque aún se encuentran esas personas, padres y familiares directos que no denuncian tal delito por temer a represalias por parte de los grupos en conflictos, y esta cifra puede crecer más y más al pasar de los días, sin embargo se puede obtener una cifra mayor por menores que mueren ya sea estando participando dentro de la guerra o bien mueren a causa de una bomba lanzada en contra de las ciudades o por ser alcanzados por un proyectil, o más aún mueren por hambre, miedo y enfermedad.

Lamentablemente países cercanos a Yemen buscan brindar apoyo para aminorar el hambre y las enfermedades que provocan la muerte, se les prohíbe el acceso o son atacados por los mismos guerrilleros. Algunas madres de niños que fueron reclutados para servir a su país, se sienten orgullosas por que sus hijos mueran en la batalla y los ven como héroes de su nación, mientras otras madres sufren porque no tienen a sus hijos al lado, porque se los arrebataron mientras trataban de huir, la doble moralidad de cada madre ante los medios de comunicación, distan un poco del sentir personal, pues muchas de ellas callan el sentimiento de culpa y como se mencionaba antes, el sentimiento de gloria.

Niños sicarios, soldados del crimen en México.

México es un país que cuenta aproximadamente con 119 millones 530 mil 753 habitantes, de acuerdo a encuestas realizadas por el INEGI en el año 2015, y cada día esta población va en aumento generando que las oportunidades de estudio y trabajo vayan decreciendo dándoles al primero menor importancia, dejando así los valores y la educación por debajo del trabajo.

A diferencia de los países que se encuentran al otro lado del mundo, los grupos guerrilleros que reclutan a menores para ser parte de ellos, son los que están conformados principalmente por organizaciones delictivas, que buscan el bien para sí mismos, generando desestabilidad y pánico social. La pobreza y la falta de acceso a la educación, son las principales causas por las que un menor accede a ser parte de la delincuencia organizada, con el fin de obtener la remuneración más baja a diferencia de un adulto que realiza actos en conjunto con la delincuencia organizada.

De acuerdo a investigaciones se tiene que hasta el 2010 fueron detenidos a más de 5 mil niños por delitos federales, de los cuales un 70% estaba relacionado con secuestro, tortura, tráfico de drogas, robo, lesiones y homicidios relacionados con actividades de delincuencia organizada, y hasta el 2013 se tenía una cifra aproximada de 30 mil niños que se encontraban relacionados con la misma y este año de acuerdo a las encuestas realizadas se tiene una estimación de 13 mil menores detenidos, entre ellos sicarios y pandilleros pertenecientes a bandas delictivas.

A pesar de que los números van creciendo en cuanto al reclutamiento de menores para ser sicarios, muchos niños en estado económico bajo y carentes de educación, aspiran a ser parte de los grupos delictivos más famosos del país, que si bien es su futuro de acuerdo a sus ideologías y pensamientos, es algo que van desarrollando desconociendo que es un acto que puede llevarlos hasta la muerte, durante el comienzo del 2017 y con el alza de precios en la gasolina, canasta básica, el dólar, entre otros, ha surgido una nueva organización, y decir nueva es porque ha dado mucho de qué hablar últimamente, se le da más afluencia porque es un problema que ha dado un golpe duro para la sociedad, es el caso de los huachicoleros, que si bien es una organización delictiva que ha existido hace años, se les ha dado mayor importancia últimamente ya que a inicios del mes de Marzo del presente año, en Acatzingo, Estado de Puebla, lugar donde se concentra mayor número de personas que se dedican a ser huachicoleros, se presentó un incendio que provoco la quema de hectáreas de siembra de aquel lugar, sin embargo este punto no es lo más fuerte, lo más sorprendente es la cantidad de menores de esa localidad y en otras, se encuentran colaborando con ellos siendo un aproximado de 15 personitas por grupo denominándoles halcones, esto de acuerdo a investigaciones realizadas por Dayana Maynéz (reportera del noticiero Meganoticias del Estado de Puebla), mientras que otros se preparan para ser los mejores en ese ramo de la delincuencia y otros más aspiran a serlo en un futuro para ellos no muy lejano.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alerta Amber en México

Así es la vida de un niño en una de las peores prisiones de América Latina

Creciendo tras las rejas